/Nuestro Café
Nuestro Café2018-07-27T11:40:40+00:00

Nuestro Café

El perfil de taza de nuestro café oscila entre 85% a 90% (Según formato SCAA) de acuerdo al proceso de tratamiento que se le proporcione al grano, la altura de las fincas productoras esta entre los 1200 y 1700 msnm.

Cada día nos esforzamos por mejorar  nuestra calidad,  es por eso que hemos adoptado una versatilidad en el procesamiento diferenciado de cafés especiales. Para  nosotros es de mucha satisfacción entregar un producto adaptado a las exigencias de los consumidores.  A través de los procesos diferenciados producimos micro lotes que siguen estrictos procesos de calidad desde el momento de la recolección hasta la etapa final.

Procesos diferenciados  de nuestro café.

Para cada uno de los procesos existen métodos de tratamiento diferente esto permite que el perfil de taza obtenga todos los atributos del café, permitiendo así una mejor concentración de azucares, aroma y sabores. La forma de recolección es similar en todos los procesos.

Primero se  selecciona cuidadosamente la variedad y utilizando un método de recolección adecuado con una mano de obra capacitada, las cerezas son depositadas en tumbillas de junco y luego  en sacos que cumplen con nuestras medidas de higiene. Después  de su recolección el café es secado en zarandas  por aproximadamente 30 dias con personal permanente  y capacitado en su manejo.

Nota importante: El  café  en este proceso es tratado en estado uva o cereza hasta que alcanza el punto de secado  entre 11% y 12% de humedad.

Con este proceso  el café puede desarrollar atributos como: Cítricos maduros, cuerpo balanceado, florales, miel, chocolate, con perfil de taza de 85% – 90%.

Siguiendo los parámetros de calidad este café es recolectado en tumbillas de junco y luego depositado en sacos de nylon limpios para su posterior traslado a la central de beneficiado, la variedad y altura  es elegida antes de su recolección para maximizar la calidad del perfil de taza.

Cuando llega a la central de beneficiado húmedo, es despulpado en un beneficio ecológico que garantiza un trato  óptimo  al grano  sin daños, (Antes del proceso se asegura que la maquinaria esté totalmente limpia).

Después del proceso de despulpado se pasa directamente a las zarandas sin quitar el mucílago  y es dejado a base de luz solar  a una temperatura  entre 17°C – 23°C  durante un tiempo aproximado entre 25  y 30 dias, tomando en cuenta la variación del clima.

Posteriormente el café puede desarrollar atributos como: Cítricos maduros, uvas, florales, miel, chocolate, con perfil de taza de 85% – 90%.

La primera etapa de este proceso es la selección de la variedad y luego se recolectan las cerezas en tumbillas de junco, siguiendo las medidas de higiene requeridas para que el café no sufra daños desde las primeras etapas.

Es despulpado en un beneficio ecológico que garantiza  un trato óptimo al grano sin daños, (Antes  se asegura que la maquinaria esté totalmente limpia). Después del proceso de despulpado es pasado por 3 ciclos de  agua con el propósito de quitar un 30% del mucilago.

Posteriormente es secado en zarandas a temperatura entre 20°C-30°C  durante un tiempo aproximado de 22 dias.

Finalizando los procesos anteriores el café puede desarrollar atributos como: Cítricos, cuerpo balanceado, florales, chocolate, con perfil de taza de 85% – 90%.

En este proceso el método de recolección es similar a los anteriores, se selecciona la variedad y se recolectan  las cerezas en tumbillas  de junco o en recipientes plásticos  y luego es depositado en sacos de nylon debidamente limpios.

Es despulpado en un beneficio ecológico que garantiza un trato óptimo al grano sin daños, (Antes  se asegura que la maquinaria esté totalmente limpia). En el mismo proceso de despulpado el café se va depositando en pilas de concreto recubiertas con cerámica  para el inicio de la fermentación, con estrictas medidas de higiene e inocuidad.

Dependiendo de las condiciones  climatológicas  se estima que hay que esperar entre  8 y 12 horas para proceder a lavarlo, una vez cumplido ese tiempo es lavado en canal de correteo construido a base de concreto y  cubierto de cerámica, en  esta etapa de procesos se clasifica por gravedad en tres calidades primeras segundas y terceras según el peso y tamaño de grano.

Por último es secado en zarandas a temperatura  entre 20°C y 30°C, durante un tiempo  aproximado de 22 días,  con  personal  capacitado para su manejo.

Finalizando los procesos anteriores el café puede desarrollar  atributos como: Acidez intensa, sabores a miel, chocolate y florales con un perfil de taza de 85% – 90%.

Nota: Es un café ideal para la preparación de un buen expreso

Se selecciona la variedad para su respectiva recolección en tumbillas de junco y se deposita en sacos limpios, luego es llevado a la central de beneficiado para iniciar el proceso de despulpado, donde se asegura la extracción de cualquier tipo de materia extraña que pueda causar daños al grano.

Después del despulpado se pasa directamente a un pre-secado en patio de concreto, extrayéndole un 55% de humedad, luego se continúa el proceso de secado en secadoras mecánicas tipo guardiola a temperaturas de 40°C en masa llevándolo a un punto óptimo de secado entre el 11% y 12% de humedad.

Finalizando los procesos anteriores el café puede desarrollar atributos como: Cítrico, cuerpo balanceado, chocolate, con perfil de taza de 82%-87%.

Solicitar una muestra

Langue: